La carne, nuestra razón de ser

Las carnes son el emblema de La Taberna del Cuatro

Pertenecemos a una familia de fuerte tradición ganadera en un valle que tiene en la producción de vacuno de carne una de sus principales fuentes de riqueza. La vinculación familiar a «Carnicerías Sierra” nos ofrece una situación de privilegio para acceder al producto y la calidad que buscamos.

Disponemos también de una cámara de maduración: “La maduración en seco consiste en el reposo al que se somete a la carne en ambiente de temperatura y humedad controlados durante un tiempo prolongado de tiempo”.

En este proceso entra en juego la evaporación del agua que está contenida dentro del músculo, lo que implica que se pierda parte del volumen de las piezas, dando así una mayor concentración de sabores.
Nuestras chuletas de vaca, nunca la hemos llamado buey ni vaca vieja, se maduran en torno a los treinta días, alcanzando el punto para nosotros óptimo.

Pero no solo las excelentes chuletas de vaca mayor están entre nuestros productos favoritos. En la cocina de La Taberna del Cuatro hay un lugar de honor para la casquería – callos, morros y patas de ternera o pies, carrilleras y morcillones de cerdo o las mejores carnes de caza.

El uso de la parrilla es el sello de la Taberna del Cuatro

Desde el principio tuvimos claro que una gran parrilla era clave para tratar bien nuestras carnes.

En verano de 2020, decidimos dar el salto y montar una gran parrilla en un nuevo ala en la zona exterior. Tras una investigación que nos llevó a probar varias de las mejores brasas del país, nos decidimos por montar una parrilla mura JONICO VULCANO. Sus materiales de alta calidad, la comodidad de encendido, su fácil limpieza y la resistencia nos ayudaron a decantarnos por ella.

A gran parrilla, gran carbón. Hemos encontrado una maravilla medio ambientalmente sostenible, el carbón Marabú, que procede de planta invasora de Cuba, y que nos proporciona una combustión lenta y un gran poder calorífico.

Un salto de calidad en nuestra infrasestructura, pensado para mejorar nuestra oferta y mantenernos a la altura de las necesidades de nuestros clientes. Esta parrilla, en las experimentadas manos de Julio, nos permite dar a las carnes el toque perfecto, y, adentrarnos en el maravilloso mundo del pescado a la placha.

Más oferta, más calidad, al precio de siempre. Ese es nuestro compromiso con nuestros clientes.

La parrilla, nuestra identidad